Kids Health

Read this in English

(Sports Physicals)

Hacer deporte es una forma estupenda de pasárselo bien y mantenerse en forma. Y todo el mundo que ha hecho deporte sabe que, cuando se practica deporte, se debe prestar una atención especial a la salud. Si practicas un deporte de equipo, tal vez te hayan hecho un reconocimiento médico deportivo. Un reconocimiento médico deportivo es una visita al médico para tener la seguridad de que estás en suficiente buena forma como para practicar el deporte que quieres practicar. Los niños no son lo únicos que se someten a reconocimientos médicos deportivos. Hasta las superestrellas del deporte necesitan hacerse revisiones para asegurarse de que están sanos y fuertes antes de salir al campo de juego.

Tal vez creas que sólo se debe ir al médico cuando uno se encuentra mal o para la revisión médica anual, pero tu cuerpo trabaja muy duro cuando corres, chutas o lanzas pelotas, nadas o das volteretas. Por eso es tan importante someterse a un reconocimiento médico deportivo, sobre todo cuando se empieza a nadar, hacer gimnasia o practicar algún deporte de equipo, como el fútbol, el béisbol o el baloncesto, de forma competitiva.

¿Qué ocurre durante un reconocimiento médico?

Todo reconocimiento médico consta de dos partes: la historia médica y la exploración física.

La historia médica incluye preguntas sobre enfermedades y lesiones que has padecido, como tener asma o haberte roto una pierna. Es importante que informes sobre cualquier problema médico que se repita en tu familia o cualquier medicamento que tomes diariamente. Por ejemplo, ¿algún miembro de tu familia ha tenido problemas cardíacos? También te preguntarán si has perdido la conciencia, te has mareado o te ha dolido el pecho alguna vez mientras corrías o practicabas algún otro deporte. Deberías contestar el cuestionario con tu madre o padre para que las respuestas sean similares. Es posible que el médico te haga más preguntas durante la exploración.

He aquí lo que te harán durante el reconocimiento médico:

  • Te medirán la estatura
  • Te pesarán
  • Te tomarán la tensión arterial
  • Te auscultarán para escucharte el corazón y los pulmones
  • Te palparán el abdomen
  • Te explorarán los oídos, la nariz y la garganta
  • Te evaluarán la vista
  • Evaluarán lo fuerte y flexible que eres

También será un momento idóneo para que hagas cualquier otra pregunta que tengas sobre tu salud y la práctica del deporte.

¿Y si el médico me detecta algún problema?

La buena noticia es que la mayoría de los niños pueden practicar el deporte que quieren practicar. Cuando se tiene un problema de salud, por lo general el hecho de tomar medicamentos o recibir tratamiento no suele ser un impedimento para hacer deporte de forma segura. Si tienes una lesión antigua, es posible que el médico te recomiende ejercicios y otros tratamientos para ayudarte a recuperarte completamente de la misma. Incluso los niños que padecen problemas de salud graves a menudo encuentran un deporte que pueden practicar.

¿Dónde puedo hacerme un reconocimiento médico deportivo?

Algunos niños mayores se someten a reconocimientos médicos deportivos en el colegio. A veces los colegios reservan un gimnasio u otro espacio amplio para que varios médicos hagan un reconocimiento a los alumnos. Cada médico realiza una parte distinta del reconocimiento y los alumnos van pasando por todos ellos.

Aunque te sometas a un reconocimiento médico deportivo, sigue siendo una buena idea que te hagas una revisión médica anual. Tu médico te conoce mejor y sabrá detectar mucho mejor que cualquier otro médico cualquier cambio que afecte a tu salud general. Son tus padres quienes deberían pedir hora para que te hagan un reconocimiento médico deportivo. Es una buena idea que te lo hagas unas seis semanas antes de que empiece la temporada deportiva, o sea que planifícalo con antelación. Una vez te hayas hecho el reconocimiento y el médico te dé el visto bueno, podrás empezar la parte más divertida de todas: ¡convertirte en el mejor atleta que puedes llegar a ser!

Revisado por: Alfred Atanda Jr., MD
Fecha de la revisión: agosto de 2010

Related Resources