Kids Health

Recommended Resources

(What Are Germs?)

El cuerpo humano es fascinante. Día tras día trabaja incansablemente -digiere los alimentos, bombea sangre y oxígeno, procesa señales de nuestros nervios y del cerebro y mucho más. Sin embargo, existe un grupo de pequeños invasores que puede hacer que nuestros cuerpos se enfermen -se llaman gérmenes.

¿Qué son los gérmenes?

Algunos niños podrían creer que los gérmenes son bichos o animalitos asquerosos. En realidad, los gérmenes son pequeños microorganismos o seres vivientes que causan enfermedades. Los gérmenes son tan pequeños que pueden introducirse en nuestro cuerpo sin que los advirtamos. De hecho, los gérmenes son tan pequeños que necesitas un microscopio para verlos. Cuando ingresan al cuerpo ¡no sabemos que los tenemos hasta que presentamos síntomas que señalan que nos han atacado!

¿Qué tipos de gérmenes hay?

Hay gérmenes en todo el mundo y en todo tipo de lugares. Existen cuatro tipos principales de gérmenes: las bacterias, los virus, los hongos y los protozoos. Pueden invadir plantas, animales y personas, y a veces nos hacen enfermar.

Las bacterias son diminutas criaturas unicelulares que obtienen nutrientes de su entorno para sobrevivir. En algunos casos ese entorno es el cuerpo humano. Las bacterias pueden reproducirse fuera de nuestro cuerpo o dentro del mismo cuando causan infecciones. Algunas infecciones que causan las bacterias incluyen dolor de garganta (conocido como faringitis estreptocócica), infecciones de oído, caries y neumonía.

Pero no todas las bacterias son malas. Algunas son buenas para nuestro cuerpo -nos ayudan a mantener el equilibrio. Las "bacterias buenas" viven en nuestro intestino y nos ayudan a usar los nutrientes de los alimentos que ingerimos y a crear productos de desecho. ¡No podríamos aprovechar al máximo una comida saludable sin estos importantes gérmenes ayudantes! Algunas bacterias también son usadas por científicos en los laboratorios para producir medicamentos y vacunas.

Los virus no pueden vivir fuera de células vivas. Necesitan estar dentro o encima de un ser viviente como una planta, animal, o persona, para poder crecer y reproducirse. El lugar donde vive el virus se conoce como el hospedero. Cuando los virus ingresan al cuerpo de las personas, se pueden propagar y enfermar a las personas. Los virus pueden causar varicela, sarampión, gripe y muchas otras enfermedades.

Los hongos son organismos multicelulares similares a las plantas. A diferencia de otras plantas, los hongos no pueden producir su propio alimento a partir de la tierra, el agua y el aire. Por eso, se nutren de plantas, personas y animales. Les gusta vivir en lugares húmedos y cálidos y la mayoría de hongos no son peligrosos. Un ejemplo de algo que causan los hongos es el pie de atleta -esa erupción que hace que los adolescentes y los adultos tengan a veces picor entre los dedos de los pies.

Los Protozoos son organismos unicelulares a los que les gusta la humedad y a menudo propagan enfermedades mediante el agua. Algunos protozoos causan infecciones intestinales que causan diarrea (caca líquida), náuseas, y dolor de barriga.

¿Qué hacen los gérmenes?

Una vez que los gérmenes invaden nuestro cuerpo, se acomodan durante una larga temporada. Devoran nutrientes y energía, y pueden producir toxinas, que son como venenos. Estas toxinas pueden causar síntomas de infecciones comunes como fiebre, resfrío, erupciones, tos, vómitos y diarrea.

¿Cómo determinan los médicos lo que están haciendo los gérmenes? Pues los observan más de cerca. Con la observación de muestras de sangre y otros líquidos bajo un microscopio o enviándolas a un laboratorio para que se realicen más pruebas, los médicos pueden determinar qué gérmenes están viviendo en tu cuerpo y cómo es que te enferman.

¿Cómo puedes protegerte de los gérmenes?

La mayoría de los gérmenes se propaga a través del aire en los estornudos, la tos e incluso la respiración. Los gérmenes también se pueden propagar en el sudor, la saliva y la sangre. Algunos pasan de persona a persona al tocar algo que está contaminado, como darle la mano a alguien que está resfriado y tocarse después la nariz. De manera que la mejor manera de protegerse de los gérmenes es alejarse de las cosas que los pueden propagar:

  • Cúbrete la nariz y la boca cuando estornudes y cúbrete la boca cuando tosas para evitar la propagación de gérmenes.
  • Y recuerda las dos palabras que temen los gérmenes -agua y jabón. Lavarte bien las manos es la mejor forma de vencer a esos diminutos guerreros. Lávate las manos cada vez que tosas o estornudes, antes o después de preparar la comida o ir al baño, después de tocar dinero y después de visitar a un familiar o amigo enfermo.
  • Usar pañuelos de papel cuando estornudes o te corra la nariz es otra gran arma contra los gérmenes. Pero no los botes al suelo para recogerlos luego. Deposítalos en la basura y ¡lávate nuevamente las manos!

Ahora que conoces la información sobre los gérmenes, todavía te puedes resfriar o toser de vez en cuando, pero estarás listo para evitar que la mayoría de los gérmenes invasores se muden a tu cuerpo.

Actualizado y revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: julio de 2009