Hablar dos idiomas podría retrasar los síntomas de demencia

Hablar dos idiomas podría retrasar los síntomas de demencia

Un estudio de expedientes de casos halló que retrasaba la aparición de las señales de la enfermedad en más de 4 años

MIÉRCOLES, 6 de noviembre (HealthDay News) -- Un nuevo estudio sugiere que hablar dos idiomas podría ayudar a retrasar los daños causados por la demencia.

Los investigadores hallaron que las personas que eran bilingües no mostraron las señales de tres tipos de demencia, incluyendo el Alzheimer, hasta más de cuatro años más tarde que los que hablaban un solo idioma.

El informe apareció en la edición en línea del 6 de noviembre de la revista Neurology.

"El bilingüismo puede verse como un entrenamiento exitoso del cerebro, lo que contribuye a una reserva cognitiva, que puede ayudar a retrasar la demencia", comentó el coautor del estudio, el Dr. Thomas Bak, profesor en el Centro de Envejecimiento Cognitivo y Epidemiología Cognitiva de la Universidad de Edimburgo, en Escocia.

La reserva cognitiva es la capacidad del cerebro de seguir funcionando normalmente a pesar de sufrir una enfermedad o una lesión significativa, explicó Stephen Rao, neuropsicólogo del Centro de Salud Cerebral Lou Ruvo de la Clínica Cleveland. "Se ha comprendido que esta capacidad está influenciada por la educación, por un estatus laboral superior, por el hecho de ocuparse de actividades cognitivas [de pensamiento] superiores, y ahora, por el bilingüismo", comentó Rao.

Las personas con una reserva cognitiva mayor sufren el inicio de la demencia más tarde en la vida que las personas con menos reserva. A consecuencia de ello, el impacto de la demencia será menos aparente durante más tiempo en las personas con una mayor capacidad de reserva, ya que las funciones de pensamiento y de memoria son capaces de realizarse incluso con la pérdida de las células cerebrales.

Bak comentó que el efecto que hablar dos idiomas tenía en el retraso de la demencia no tenía nada que ver con el nivel de educación de los participantes, pero podría ser otro aspecto de la reserva cognitiva.

"El hecho de que las ventajas de ser bilingüe no sean provocadas por ninguna diferencia en la educación lo confirma el hecho de que también se produjo en las personas analfabetas, que nunca habían acudido a la escuela", comentó.

Otro experto se mostró de acuerdo.

"Esto me parece un efecto específico del entrenamiento y la plasticidad lingüísticos más allá y por encima de los bien sabidos efectos de la educación", indicó el Dr. Sam Gandy, director del Centro de Salud Cognitiva Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Esto se parece al beneficio de la participación social, que está más allá y por encima del de la educación y la estimulación mental, indicó Gandy.

"Esto ilustra el hecho de que pueden haber aún muchas maneras de retrasar la demencia, una vez que tengamos los suficientes modos de estimular el cerebro", dijo Gandy.

Ha habido otros estudios que han mostrado que el inicio del Alzheimer es más tardío en las personas que son bilingües, comentó Rao.

"Esta es otra cosa que podemos añadir a la lista de habilidades mentales que parecen preservar las función cerebral a pesar del hecho de que una enfermedad como el Alzheimer y otras formas de demencia causen estragos en el cerebro", añadió Rao.

Para realizar el estudio, el equipo de Bak evaluó los casos de 648 personas de India a las que se había diagnosticado de demencia. 391 de estos pacientes hablaban 2 o más idiomas.

240 personas del estudio tenían Alzheimer y el resto tenían otros tipos de demencia, lo que incluía a la demencia vascular, a la demencia frontotemporal, a la demencia con cuerpos de Lewy y a la demencia mixta. El 14 por ciento de las personas estudiadas eran analfabetas.

Las personas que hablaban dos idiomas mostraron los síntomas de Alzheimer, demencia frontotemporal y demencia vascular más tarde que las personas que solo hablaban un idioma, hallaron los investigadores. Este desarrollo tardío de la demencia también se produjo en las personas que no sabían leer.

Los investigadores indicaron que no había un beneficio extra por hablar más de dos idiomas.

El beneficio de ser bilingüe era independiente de otros factores, como la educación, el sexo, la ocupación o si los pacientes procedían de zonas urbanas o rurales, indicaron los autores del estudio.

Aunque el estudio halló una asociación entre hablar dos idiomas y la capacidad mental, no probó causalidad.

Más información

Visite la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association) (http://www.alz.org/espanol/about/que_es_la_enfermedad_de_alzheimer.asp ) para más información sobre la demencia.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Thomas Bak, M.D., lecturer, Center for Cognitive Aging and Cognitive Epidemiology, University of Edinburgh, U.K.; Sam Gandy, M.D., Ph.D., director, Mount Sinai Center for Cognitive Health, New York City; Stephen Rao, Ph.D., neuropsychologist, Lou Ruvo Center for Brain Health, Cleveland Clinic, Cleveland, Ohio; Nov. 6, 2013, Neurology, online