Dentro del cerebro autista: una nueva investigación cuestiona las creencias actuales

Dentro del cerebro autista: una nueva investigación cuestiona las creencias actuales

Unos estudios observan más, no menos, conexiones neurales

JUEVES, 7 de noviembre (HealthDay News) -- Los cerebros de los niños autistas tienen un número mayor de lo normal de conexiones, y esto podría ser el motivo de las dificultades sociales de estos niños, según dos estudios recientes.

Los hallazgos cuestionan la creencia actual de que los cerebros de los niños autistas cuentan con menos conexiones neurales que los cerebros de los niños con un desarrollo normal. Los hallazgos podrían conducir a nuevas formas de detectar el autismo temprano y a nuevos métodos de tratamiento, aseguraron los autores de los estudios, que aparecen en la edición del 7 de noviembre de la revista Cell Reports.

"Nuestro estudio aborda una de las preguntas más candentes en la investigación sobre el autismo", aseguró en un comunicado de prensa de la revista Kaustubh Supekar, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford.

Usando una gran base de datos de imágenes cerebrales pediátricas, Supekar y su colaborador Vinod Menon hallaron que los cerebros de los niños con autismo están "híper conectados", y que los que tienen el número más alto de conexiones presentan las discapacidades sociales más graves.

En el segundo estudio, Ralph-Axel Muller y colaboradores de la Universidad Estatal de San Diego descubrieron la híper conectividad en los cerebros de adolescentes autistas, sobre todo en las regiones que controlan la vista. También hallaron que la gravedad de los síntomas del autismo se asociaba con el número de conexiones neurales.

"Nuestros hallazgos respaldan el estatus especial del sistema visual en los niños que más síntomas sufren", comentó Muller en el comunicado de prensa.

Medir los niveles de conectividad en esta área del cerebro podría ayudar en el diagnóstico del autismo, que actualmente depende de criterios conductuales, añadió.

Supekar y Menon dijeron que un desequilibrio en los circuitos cerebrales también se observa en la epilepsia, lo que podría explicar por qué tantos niños con autismo también sufren de epilepsia.

"A partir de estas observaciones, no es demasiado inverosímil especular que los fármacos existentes usados para tratar la epilepsia podrían ser potencialmente útiles para tratar el autismo", planteó Supekar.

Más información

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular de EE. UU. tiene más información sobre el autismo (http://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/autismo.htm ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: Cell Reports, news release, Nov. 7, 2013