Los médicos de atención primaria pueden tomar decisiones erróneas

Los médicos de atención primaria pueden tomar decisiones erróneas

Un estudio halló que en muchas afecciones comunes el diagnóstico se pasa por alto, lo que con frecuencia tiene su origen en un fallo de la comunicación

LUNES, 25 de febrero (HealthDay News) -- En un caso documentado en un estudio reciente, un paciente mayor recibió un diagnóstico erróneo de bronquitis, aunque en realidad tenía una neumonía en toda regla, y terminó siendo admitido al hospital.

Aunque el paciente se recuperó, otros síntomas que no se diagnostican de forma adecuada podrían resultar incluso más graves: el entumecimiento, el hormigueo y el mareo que no se reconocen como las primeras señales de un accidente cerebrovascular, por ejemplo.

Según el nuevo estudio, que aparece en la edición en línea del 25 de febrero de la revista JAMA Internal Medicine, los médicos de atención primaria pueden cometer errores de diagnóstico en una amplia variedad de afecciones, muchas de ellas dolencias comunes como las infecciones del tracto urinario y la anemia.

"Hay muchas afecciones distintas [que no se reconocen]", planteó el autor del estudio, el Dr. Hardeep Singh.

Aunque se sabe mucho sobre los errores en los medicamentos que ocurren en los hospitales y en otros ámbitos de pacientes internos, se sabe menos sobre los errores que suceden en los consultorios médicos y en las clínicas, apuntó Singh, jefe del Programa de Políticas, Calidad e Informática de la Salud del Centro para la Excelencia en la Investigación y el Desarrollo de los Servicios de Salud de VA en Houston.

De manera similar, los errores diagnósticos de "alto perfil", como un cáncer pasado por alto que termina en una muerte innecesaria, con frecuencia llegan a ser noticia, mientras que los errores diagnósticos más prosaicos con frecuencia pasan desapercibidos, añadió.

En el estudio, Singh y colegas usaron expedientes médicos electrónicos para identificar 190 casos de errores diagnósticos que sucedieron en el consultorio de un médico de atención primaria, ya fuera en un centro de VA o en un sistema de atención de salud privado. 68 de éstos fueron diagnósticos pasados por alto, según el estudio.

Los errores diagnósticos ocurrieron en muchas afecciones comunes, entre ellas la neumonía (el 6.7 por ciento de los casos), la insuficiencia cardiaca congestiva (el 5.7 por ciento), la insuficiencia renal (el 5.3 por ciento) y las infecciones del tracto urinario o de los riñones (el 4.8 por ciento). El cáncer conformó el 5.3 por ciento de los diagnósticos obviados, igual que la insuficiencia renal.

El 80 por ciento de los errores se debieron a fallos en la comunicación entre el paciente y el médico. Quizás no se anotara un historial médico de forma adecuada, o no se realizara un examen físico exhaustivo. También hubo problemas con las indicaciones y la interpretación de las pruebas y con la atención de seguimiento.

Más del 40 por ciento de los casos estudiados tuvieron que ver con uno de esos factores.

Aunque en todos los casos revisados en este estudio los pacientes volvieron para recibir, y recibieron, atención de seguimiento, los casos tenían el potencial de "un daño entre moderado y grave", señalaron los autores.

No está claro si estos hallazgos podrían extrapolarse a otros ámbitos de la atención primaria, en particular a los que no forman parte de una red de atención de salud más grande, comentaron los autores. (Incluso en este estudio, los autores hallaron patrones distintos en la red de VA frente al sistema privado).

Los autores no comentaron qué proporción del total de diagnósticos había sido erróneo, apuntó el Dr. Doug Campos-Outcalt, presidente de medicina familiar del Colegio de Medicina de la Universidad de Arizona, en Phoenix.

Pero pocas personas negarían que los médicos de atención primaria tienen un exceso de trabajo, no reciben un pago suficiente y tienen demasiada presión en cuanto al tiempo, así que es probable que arreglar esos errores sea un proceso a largo plazo.

Contar con sistemas de expedientes médicos electrónicos y "hogares" médicos, un concepto que se ha desarrollado según el cual los pacientes pueden satisfacer muchas de sus necesidades de atención de salud en un solo lugar, podría reducir los errores diagnósticos, pero todavía no está claro qué tan comunes serán estos factores, apuntó Singh.

Dar a los médicos un mayor respaldo con un equipo de enfermeras y otros profesionales de la atención de la salud, además de unos expedientes médicos electrónicos completos para los pacientes, también podría resultar útil, planteó Singh.

Los pacientes también pueden ayudar.

"Si tiene cinco síntomas, debe tener paciencia para explicarle al médico lo que sucede de forma adecuada", enfatizó Singh. "Contar bien la situación es importante. Seguir las indicaciones es importante".

Campos-Outcalt dijo que está "convencido de que la continuidad de la atención con el mismo médico o equipo puede prevenir muchos de estos errores. Tendemos a perdernos cuando hay demasiadas derivaciones. La continuidad de la atención es un aliado poderoso. Podemos llegar a conocer al paciente y a conocer los síntomas".

Más información

La Universidad de California en San Francisco (http://www.ucsfhealth.org/education/communicating_with_your_doctor/index.html ) ofrece más consejos sobre cómo comunicarse con el médico.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Hardeep Singh, M.D., chief, Health Policy, Quality and Informatics Program, Houston VA Health Services Research and Development Center of Excellence; Doug Campos-Outcalt, M.D., chairman, department of family, community and preventive medicine, University of Arizona College of Medicine, Phoenix; Feb. 25, 2013, JAMA Internal Medicine, online