Aconsejan a las mujeres mayores sanas que no tomen calcio

Aconsejan a las mujeres mayores sanas que no tomen calcio

Expertos del gobierno de EE. UU. no hallaron evidencia de que los complementos de calcio y de vitamina D ayuden a prevenir fracturas

LUNES, 25 de febrero (HealthDay News) -- Las mujeres mayores sanas no deben tomar complementos de calcio y vitamina D para prevenir las fracturas, según una recomendación final publicada el lunes por el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos (USPSTF) de EE. UU.

En los adultos sanos, unas dosis más bajas de calcio y vitamina D parecen ser inefectivas. En cuanto a las dosis más elevadas, todavía no se sabe, señaló el grupo del gobierno.

Las nuevas recomendaciones no aplican a las personas que se sabe que tienen deficiencias de vitamina D, o que ya sufren de osteoporosis, señaló el USPSTF.

Cada año, en EE. UU. se atribuyen unos 1.5 millones de fracturas a la osteoporosis, que es provocada por una reducción en la masa y la densidad óseas que hace que los huesos se vuelvan frágiles y más susceptibles a las fracturas. Casi la mitad de las mujeres a partir de los 50 años sufrirán de una fractura relacionada con la osteoporosis en algún momento de sus vidas, según el USPSTF.

El calcio es uno de los principales componentes del desarrollo óseo, y la vitamina D (a partir de la acción de la luz solar sobre la piel o de la dieta) ayuda a los huesos a absorber el calcio. Pero la duda es si las personas reciben una cantidad suficiente de esos nutrientes a partir de la dieta diaria, o si los complementos ayudarían a protegerlas.

La Dra. Virginia Moyer, presidenta del USPSTF y profesora de pediatría del Colegio de Medicina Baylor, señaló que los expertos saben que una "dosis media" de complementos, o sea menos de 400 unidades internacionales (UI) de vitamina D y menos de mil miligramos (mg) de calcio, no funciona.

¿Y qué pasa con las dosis más altas? "Simplemente lo ignoramos. Hay motivos para pensar que podrían funcionar, pero desafortunadamente, aunque hay muchos estudios, éstos tienen problemas", apuntó Moyer.

"Sabemos que estas recomendaciones serán muy frustrantes tanto para los médicos como para los pacientes, pero es un llamado a la acción para la comunidad de la investigación", añadió.

El USPSTF analizó una amplia variedad de estudios sobre los efectos de los niveles de complementación con la vitamina D y el calcio para la salud ósea, y sobre los efectos adversos de la complementación. El informe, que aparece en la edición en línea del 26 de febrero de la revista Annals of Internal Medicine, plantea los siguientes puntos sobre la prevención de las fracturas.

  • No tome dosis bajas de complementos diarios. Menos de 400 IU de vitamina D y menos de mil mg de calcio no tienen beneficios tras la menopausia.
  • En cuanto a las dosis más altas, el grupo de trabajo no cuenta con suficiente evidencia para hacer una recomendación sobre los complementos diarios.
  • En cuanto a los hombres y a las mujeres menores de 50 años, el grupo de trabajo tampoco cuenta con suficiente evidencia para hacer una recomendación sobre los complementos de vitamina D y calcio.

El informe anota una desventaja de la complementación con dosis baja. Tomar 400 UI o menos de vitamina D y mil mg o menos de calcio aumenta el riesgo de cálculos renales, que pueden resultar dolorosos y ameritar hospitalización.

Las críticas sobre las directrices del USPSTF provienen de una amplia variedad de perspectivas.

El Consejo para una Nutrición Responsable (Council for Responsible Nutrition), una asociación comercial que representa al sector de los complementos dietéticos, criticó al USPSTF por depender en demasía de la Iniciativa de salud de las mujeres (WHI, por su sigla en inglés), un estudio que mostró poco o ningún efecto sobre las tasas de fracturas en más de 35,000 mujeres postmenopáusicas que participaron en el ensayo. También dijeron que el grupo de trabajo ignoró un estudio del WHI publicado este año que mostró una reducción notable en las fracturas entre las mujeres que cumplían con las dosis prescritas de calcio y vitamina D.

Algunos expertos prefieren un informe publicado por el Instituto de Medicina (IOM), una organización sin fines de lucro que provee consejos expertos y basados en la evidencia sobre temas de salud pública para los legisladores y los profesionales de la salud.

"Hicieron una observación muy profunda, y diría que muy amplia, sobre el tema de la vitamina D y el calcio", señaló el Dr. Sundeep Khosla, ex presidente de la Sociedad Americana para la Investigación Ósea y Mineral (American Society for Bone and Mineral Research), endocrinólogo y científico investigador de la Clínica Mayo. El IOM recomendó que la mayoría de adultos obtengan mil mg de calcio, y que las mujeres a partir de los 50 y los hombres a partir de los 70 ingieran 1,200 mg de calcio, según Khosla.

Khosla planteó que el IOM y el USPSTF estaban "viendo partes distintas del elefante". Comentó que el USPSTF se enfocó en lo que conllevaba la prevención de las fracturas, ignorando el hecho de que entre las personas sanas que aún no han sufrido una fractura, detectar si los complementos son efectivos sería difícil.

"Dado que el IOM adoptó una perspectiva fisiológica, su trabajo podría considerarse más sensible [o sea, con mayor capacidad de detectar los beneficios o riesgos potenciales]", comentó.

Marion Nestle, profesora de nutrición, estudios alimentarios y salud pública de la Universidad de Nueva York, fue coautora de un editorial de la revista que sugiere que las declaraciones del grupo de trabajo probablemente no resuelvan el debate en curso sobre el uso de la vitamina D y del calcio. "El grupo de trabajo observa uno o dos nutrientes y una afección a la vez, pero la gente ni come ni vive de esa forma", dijo.

Pero Nestle apuntó que cree que las directrices sugieren un método razonable para la prevención. "Los profesionales clínicos deben aconsejar una dietas saludables, bastante actividad y al menos 15 minutos al día de exposición al sol", señaló.

La Dra. Margery Gass, directora ejecutiva de la Sociedad Norteamericana de la Menopausia (North American Menopause Society), ayudó a crear las directrices sobre la osteoporosis del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists) publicadas el año pasado. Gass dijo que cree que el abrumador número de directrices publicadas por una variedad de grupos distintos "probablemente cree confusión y frustración" entre los profesionales clínicos y el público. Pero añadió que el mensaje central de las directrices del USPSTF en realidad es simple. "Lo bueno es que las personas sanas que comen una variedad de alimentos quizás no necesiten sentirse obligadas a tomar complementos", señaló.

Algunos expertos expresaron preocupación, dado que con frecuencia la implementación de las directrices del USPSTF es lenta, porque los médicos típicamente practican la medicina según la forma en que fueron entrenados, y es poco probable que respondan rápidamente a las nuevas recomendaciones.

"Creo que la respuesta será muy similar a la reacción que los médicos tuvieron ante las directrices sobre las mamografías [en 2009]", señaló la Dra. Christine Gerbstadt, dietista registrada y vocera de la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics). "La mayoría de los médicos simplemente recetan mamografías anuales a sus pacientes, a pesar de las recomendaciones. Los dietistas diseminarán la información, pero habrá un retraso entre los médicos, que tardarán mucho más para dejar [de recomendar] el calcio", apuntó.

Moyer, presidenta del grupo de trabajo, sugirió que los consumidores revisen las directrices y las lleven cuando vayan al médico. "Simplemente dígale que ha imprimido esa información y que desea hablar al respecto". Dependiendo de su situación en particular, la mejor opción podría ameritar una discusión exhaustiva, comentó.

En lugar de confundirse con el debate entre los grupos y las organizaciones sobre cómo abordar la prevención de las fracturas, Moyer instó a los consumidores a quedarse con la moraleja. "No se moleste con unas dosis inadecuadas de complementos, y entérese de la nueva investigación sobre la cantidad de vitamina D que realmente necesitamos".

Más información

Para más información sobre cómo prevenir las enfermedades y mejorar su salud, visite el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. (http://www.ahrq.gov/consumer/healthy.html#prevention )

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Virginia A. Moyer, M.D., M.P.H., chair, U.S. Preventive Services Task Force, and professor of pediatrics, Baylor College of Medicine, Houston; Sundeep Khosla, M.D., past president, American Society for Bone and Mineral Research, and endocrinologist and research scientist, Mayo Clinic, Rochester, Minn.; Marion Nestle, Ph.D., M.P.H., professor of nutrition, food studies and public health, New York University, New York City; Margery Gass, M.D., executive director, North American Menopause Society, Mayfield Heights, Ohio; Christine Gerbstadt, M.D., R.D., spokesperson, Academy of Nutrition and Dietetics, Chicago; statement, Council for Responsible Nutrition, Washington, D.C.; Feb. 26, 2013, Annals of Internal Medicine, online