Las personas 'sanas pero preocupadas' con frecuencia no hacen caso a los resultados negativos de las pruebas, según un estudio

Las personas 'sanas pero preocupadas' con frecuencia no hacen caso a los resultados negativos de las pruebas, según un estudio

Muchos de esos pacientes sufren de hipocondría, y siguen teniendo síntomas de las enfermedades imaginarias

MARTES, 26 de febrero (HealthDay News) -- Una de cada seis personas se preocupa de estar enferma aunque sus síntomas no sean señal de una enfermedad, y con frecuencia las pruebas que muestran que no tienen nada malo no las convencen, muestran investigadores escoceses.

Esos pacientes siguen preocupados de estar enfermos, y piden más pruebas o que se les hagan las mismas pruebas de nuevo, apuntaron los investigadores.

"Me sorprendió que muchos médicos de atención primaria tienden a indicar las pruebas, aunque no haya una base firme para hacerlo, con la esperanza de que esto calme a los pacientes y les quite la preocupación", señaló el Dr. Bryan Bruno, presidente en funciones de psiquiatría del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York.

Muchos pacientes sufren de hipocondría, que es la creencia de que los síntomas físicos son señal de una enfermedad grave aunque no haya evidencia médica que respalde esa convicción, explicó Bruno, quien no participó en el estudio.

"Hay muchos pacientes con tendencias hipocondríacas que tienden a preocuparse mucho, y con frecuencia los resultados negativos en las pruebas no resuelven su preocupación ni muestran ningún tipo de mejora en sus síntomas de hipocondría", añadió Bruno.

El nuevo informe aparece en la edición en línea del 25 de febrero de la revista JAMA Internal Medicine.

Para el estudio, la Dra. Alexandra Rolfe, de la Universidad de Edimburgo, y el Dr. Christopher Burton, de la Universidad de Aberdeen, recolectaron datos de 14 estudios que incluyeron a casi 4,000 pacientes.

Rolfe y Burton hallaron que las pruebas diagnósticas no tenían ningún efecto sobre la preocupación de los pacientes de estar enfermos, ni sobre su ansiedad. En diez de los estudios, los pacientes siguieron teniendo síntomas de su enfermedad imaginaria, hallaron los investigadores.

"Las pruebas diagnósticas para los síntomas con un bajo riesgo de enfermedad grave hacen poco por calmar a los pacientes, reducir su ansiedad o resolver sus síntomas, aunque las pruebas podrían reducir las visitas posteriores para la atención primaria", concluyeron los investigadores.

Las consecuencias de este problema son pruebas innecesarias que añaden al costo de la atención médica, y que los médicos se nieguen a administrar nuevas pruebas, lo que podría obligar a los pacientes a buscar atención médica en otro lugar, apuntó un experto.

"No hay garantáis relacionadas con nuestra salud, y en medicina virtualmente no existe la certeza absoluta", planteó el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención de la Universidad de Yale.

"Tanto los médicos como los pacientes estamos obligados a manejar probabilidades", dijo. "Cuando la probabilidad de una enfermedad es muy baja antes de una prueba, una prueba negativa puede hacerla aún más baja".

Hay una oportunidad para educar al público sobre la forma en que las probabilidades influyen sobre las decisiones médicas, aseguró Katz. "Es una información que médicos y pacientes pueden y deben compartir, para llegar juntos a unas conclusiones firmes y tranquilizadoras", aconsejó.

"Sin embargo, los médicos solo deben complacer a los pacientes cuando una prueba tenga un valor potencial real", añadió Katz.

Bruno añadió que los médicos deben usar su juicio al pedir las pruebas, y basarse en la necesidad de hacer la prueba y en si la prueba es rentable.

Bruno señaló que los médicos tienen una mayor presión actualmente para justificar la atención.

"Los médicos realmente tienen que demostrar que están administrando una atención adecuada, recetando los tratamientos adecuados y ordenando las pruebas correctas", comentó.

Hay pacientes que tienen delirios sobre su salud, y esos pacientes deben buscar tratamiento de salud mental, agregó Bruno.

Más información

Para más información sobre la hipocondría, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. (http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001236.htm )

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Bryan Bruno, M.D., acting chair, psychiatry, Lenox Hill Hospital, New York City; David Katz, M.D., M.P.H., director, Yale University Prevention Research Center, New Haven, Conn.; Feb. 25. 2013, JAMA Internal Medicine, online