Fiebre de Origen Desconocido

Definición

La fiebre de origen desconocido es el aumento de la temperatura del cuerpo sin una causa clara, a pesar de haberse sometido a pruebas durante al menos una o dos semanas.

Causas

Se desconoce la causa de esta fiebre. En algunas personas, es posible que nunca se conozca la causa.

Entre los factores que pueden hacer que sea difícil hallar una causa se encuentran los siguientes:

  • Una enfermedad común que no presenta los síntomas habituales
  • Enfermedad cuyos otros síntomas se manifiestan posteriormente
  • Enfermedades que pueden arrojar un resultado positivo tardío al someterse a pruebas
  • Incapacidad de la persona para comunicar otros síntomas, como en el caso de un lactante o una persona en coma
  • Condición genética que causa fiebres periódicas (muy poco frecuente)

Factores de riesgo

Dado que no se conoce con claridad la causa de la fiebre de origen desconocido (FUO), no hay factores específicos que aumenten la probabilidad de padecer este tipo de fiebre.

Síntomas

Por lo general, se considera que una fiebre es una temperatura mayor que 101 °F (38,3 °C), pero el número exacto puede variar. Una fiebre de origen desconocido puede ser constante o puede presentarse de forma esporádica.

La fiebre también puede estar acompañada de escalofríos, sudoración u otros síntomas provocados por la enfermedad subyacente.

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará una exploración física. Si no existe una causa clara, el médico comenzará a limitar las posibilidades. El primer paso consiste en realizar preguntas acerca de sus antecedentes recientes, por ejemplo:

  • ¿Viajó al extranjero?
  • ¿Estuvo hospitalizado?
  • ¿Su sistema inmunitario está dañado?
  • ¿Qué medicamentos está tomando actualmente?

En función de sus antecedentes, el médico puede indicar algunas pruebas para detectar causas posibles. Los exámenes pueden incluir lo siguiente:

Endoscopia
Endoscopia digestiva
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Tratamiento

Es posible que no se necesite tratamiento para la fiebre, dado que esta es una reacción normal del sistema inmunitario. Reducir la fiebre con medicamentos puede hacer que a su cuerpo le resulte más difícil combatir la infección, de existir una. Si la fiebre es extremadamente alta o si provoca otros problemas relacionados con la salud, su médico puede recomendar medicamentos para reducirla.

Si se detecta una condición subyacente, el tratamiento se lleva a cabo en función de dicha enfermedad.

Prevención

Dado que la causa no está clara, no hay medidas para prevenir la FUO.

Revision Information

  • American Academy of Family Physicians

    http://familydoctor.org

  • American Academy of Pediatrics

    http://www.healthychildren.org

  • Caring for Kids

    http://www.caringforkids.cps.ca

  • Health Canada

    http://www.hc-sc.gc.ca

  • Roth A, Basello G. Approach to Adult Patient with Fever of Unknown Origin. Am Fam Physician . 2003 Dec 1;68(11):2223. Available at: http://www.aafp.org/afp/2003/1201/p2223.html . Accessed May 20, 2013.

  • Fever of Unknown Origin (FUO). EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed/what.php . Updated November 13, 2012. Accessed May 20, 2013.

  • Gelfand JA, Callahan MV. Fever of unknown origin. In: Kasper DL, Braunwald E, Fauci A, Hauser S, Longo D, Jameson JL. Harrison's Principles of Internal Medicine . 16th ed. New York: McGraw-Hill; 2005: 16-121.

  • Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Textbook of Internal Medicine. 23rd ed. Philadelphia, PA: Saunders; 2008.