Taurina

Formas del Suplemento / Nombres Alternativos:

  • L-Taurina

La taurina es un aminoácido, uno de los bloques constructores de las proteínas. Encontrada en el sistema nervioso y los músculos, la taurina es uno de los aminoácidos más abundantes en el cuerpo. Se piensa que ayuda a regular el ritmo cardíaco, a mantener las membranas celulares y que afecta la liberación de los neurotransmisores (químicos que llevan señales entre las neuronas) en el cerebro.

Fuentes

No hay requerimiento diario para la taurina, ya que el cuerpo puede producirla de la vitamina B6 y los aminoácidos metionina y cisteína. Ocasionalmente ocurren deficiencias en los vegetarianos, cuyas dietas podrían no proporcionar los bloques constructores para producir la taurina.

La gente con diabetes tiene menores niveles de taurina en la sangre que el promedio, pero no está claro si esto significa que deberían tomar taurina extra.

La carne, aves, huevos, productos lácteos y pescado son buenas fuentes de taurina. Las legumbres y nueces no contienen taurina, pero contienen metionida y cisteína.

Dosis Terapéuticas

Una dosis terapéutica típica de taurina es de 2 g 3 veces al día.

Usos Terapéuticos

Evidencia preliminar sugiere que la taurina podría ser útil para la insuficiencia cardíaca congestiva (CHF, por sus siglas en inglés), una enfermedad en la que el corazón tiene problemas para bombear la sangre, lo que lleva a que el líquido se acumule en las piernas y los pulmones. 1 Advertencia: Tenga en cuenta que CHF es demasiado seria para el autotratamiento. Si usted está interesado en probar la taurina o cualquier otro suplemento para CHF, debe primero consultar a su doctor.

Hay algo de evidencia de que la taurina podría ser útil para la hepatitis viral aguda . 2

Además se ha propuesto a la taurina como un tratamiento para muchas otras enfermedades, incluyendo alcoholismo , cataratas , diabetes , epilepsia , enfermedad de la vesícula biliar , hipertensión , esclerosis múltiple , psoriasis y apoplejía , pero la evidencia para estos usos es débil y, en algunos casos, contradictoria. 3 – 7 A veces se combina la taurina en un "cóctel de aminoácidos" con otros aminoácidos para el tratamiento del trastorno de déficit de atención , pero todavía no hay evidencia de que funcione para este propósito.

¿Cuál Es la Evidencia Científica para la Taurina?

Insuficiencia Cardíaca Congestiva

Varios estudios (primordialmente por un grupo de investigación) sugieren que la taurina podría ser útil para la insuficiencia cardíaca congestiva . Por ejemplo, en una prueba doble ciego controlada por placebo , 58 personas con CHF tomaron ya sea placebo o 2 g de taurina 3 veces al día, durante 4 semanas. 8 Luego los grupos fueron cambiados. Durante el tratamiento de taurina, los participantes del estudio mostraron mejoría altamente significativa en la falta de aliento, palpitaciones cardíacas, acumulación de líquidos y radiografía de corazón, así como escalas estándares de la gravedad de insuficiencia cardíaca. Investigación en animales así como pequeños estudios ciegos o abiertos en humanos también han encontrado efectos positivos. 9 - 13 Interesantemente, un estudio muy pequeño comparó la taurina con otro suplemento comúnmente usado para la insuficiencia cardíaca congestiva, la coenzima Q 10 . Los resultados sugieren que la taurina es más efectiva. 14

Hepatitis Viral

Hay varios virus que pueden causar hepatitis viral aguda , una infección discapacitante y a veces peligrosa del hígado. Las más comunes son la hepatitis A y B, aunque hay otras (con nombres tan creativos como C y D).

Un estudio doble ciego sugiere que los suplementos de taurina podrían ser útiles para la hepatitis viral aguda. En este estudio doble ciego, controlado con placebo, se les dio a 63 personas con hepatitis ya sea 12 g de taurina al día o placebo. 15 (El reporte no declara qué tipo de hepatitis viral tenían.) De acuerdo a pruebas sanguíneas, el grupo de taurina experimentó mejorías significativas en la función hepática en comparación al grupo de placebo.

La hepatitis aguda también se puede desarrollar en una enfermedad de larga duración o permanente conocida como hepatitis crónica. Un pequeño estudio doble ciego sugiere que la taurina no ayuda a la hepatitis crónica. 16 Para este propósito, la hierba cardo lechoso podría ser mejor.

Temas de Seguridad

Como un aminoácido encontrado en la sangre, se piensa que la taurina es bastante segura. No obstante, no se han determinado las dosis máximas seguras de los suplementos de taurina para los niños, mujeres embarazadas o lactando o los que tienen enfermedad hepática o renal grave.

Como con cualquier otro suplemento tomado en dosis de multigramos, es importante comprar un producto acreditado, ya que la presencia de un contaminante incluso en pequeños porcentajes podría añadir un problema real.

Revision Information

  • 1

    Azuma J, Sawamura A, Awata N. Usefulness of taurine in chronic congestive heart failure and its prospective application. Jpn Circ J . 1992;56:95 - 99.

  • 2

    Matsuyama Y, Morita T, Higuchi M, et al. The effect of taurine administration on patients with acute hepatitis. Prog Clin Biol Res 1983;125:461-468.

  • 3

    Yamori Y, et al. Studies on stroke prevention in animal models, and their supportable epidemiological evidence. As cited in H Barnett, et al., eds. Cerebrovascular diseases: new trends in surgical and medical aspects. Amsterdam: Elsevier/North Holland, 1981:47 - 62.

  • 4

    Franconi F, Bennardini F, Mattana A, et al. Plasma and platelet taurine are reduced in subjects with insulin-dependent diabetes mellitus: Effects of taurine supplementation. Am J Clin Nutr . 1995;61:1115 - 1119.

  • 5

    Marchesi GF, Quattrini A, Scarpino O, et al. Therapeutic effects of taurine in epilepsy: a clinical and polyphysiographic study [in Italian; English abstract]. Riv Patol Nerv Ment . 1975;96:166 - 184.

  • 6

    Fukuyama Y, Ochiai Y. Therapeutic trial by taurine for intractable childhood epilepsies. Brain Dev . 1982;4:63 - 69.

  • 7

    Podda M, Ghezzi C, Battezzati PM, et al. Effects of ursodeoxycholic acid and taurine on serum liver enzymes and bile acids in chronic hepatitis. Gastroenterology . 1990;98:1044 - 1050.

  • 8

    Azuma J, Sawamura A, Awata N, et al. Double-blind randomized crossover trial of taurine in congestive heart failure. Curr Ther Res . 1983;34:543 - 557.

  • 9

    Azuma J, Sawamura A, Awata N, et al. Therapeutic effect of taurine in congestive heart failure: a double-blind crossover trial. Clin Cardiol . 1985;8:276 - 282.

  • 10

    Azuma J, Takihara K, Awata N, et al. Taurine and failing heart: Experimental and clinical aspects. Prog Clin Biol Res . 1985;179:195 - 213.

  • 11

    Azuma J, Hasegawa H, Sawamura A, et al. Therapy of congestive heart failure with orally administered taurine. Clin Ther . 1983;5:398 - 408.

  • 12

    Takihara K, Azuma J, Awata N, et al. Beneficial effect of taurine in rabbits with chronic congestive heart failure. Am Heart J . 1986;112:1278-1284.

  • 13

    Azuma J, Takihara K, Awata N, et al. Beneficial effect of taurine on congestive heart failure induced by chronic aortic regurgitation in rabbits. Res Commun Chem Pathol Pharmacol. 1984;45:261-270.

  • 14

    Azuma J, Sawamura A, Awata N. Usefulness of taurine in chronic congestive heart failure and its prospective application. Jpn Circ J . 1992;56:95 - 99.

  • 15

    Matsuyama Y, Morita T, Higuchi M, et al. The effect of taurine administration on patients with acute hepatitis. Prog Clin Biol Res 1983;125:461-468.

  • 16

    Podda M, Ghezzi C, Battezzati PM, et al. Effects of ursodeoxycholic acid and taurine on serum liver enzymes and bile acids in chronic hepatitis. Gastroenterology . 1990;98:1044 - 1050.