Columna Bífida

Definición

La espina bífida es un tipo de defecto congénito denominado defecto del tubo neural. En este padecimiento, la columna del bebé no se cierra completamente durante la fase inicial del embarazo. La espina bífida puede empezar a desarrollarse en el feto antes de que la madre sepa que está embarazada. En algunos casos, las estructuras que deberían estar en el canal espinal se desplazan de su lugar. Las estructuras afectadas pueden ser las siguientes:

  • Membranas que rodean la médula espinal
  • Raíces nerviosas que conectan los nervios a la columna vertebral
  • Columna vertebral
  • Las vértebras (huesos de la espalda) pueden sufrir deformaciones

Columna Bífida
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Hay tres clases de columna bífida:

Oculta

Es el tipo de menor gravedad y sus manifestaciones son las siguientes:

  • Sin síntomas
  • Pequeños defectos en una o más vértebras
  • La columna vertebral y los nervios son normales
  • Usualmente no hay complicaciones

Meningocele

En este caso, las membranas se asoman por una parte abierta de la columna vertebral y se forma un quiste. Puede haber fuga de los fluidos de la columna. Este tipo puede tratarse.

Mielomeningocele

Este es el caso más severo de columna bífida. En este caso, el quiste contiene membrana, raíces nerviosas y, algunas veces, médula espinal. Este tipo puede provocar problemas graves como:

  • Posible parálisis e incontinencia del intestino y la vejiga (generalmente no se cura con cirugía)
  • Hidrocéfalo. : una acumulación de líquido en el cerebro que aumenta la presión en el cerebro

Causas

Se desconoce la causa. Al igual que en muchos otros defectos congénitos, existe un fuerte factor genético. Muchos estudios han mostrado una relación entre una dieta baja en folatos en la madre y los defectos congénitos. Se observó una asociación significativa entre una dieta baja en folato y la espina bífida.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir espina bífida son:

  • Nivel bajo de ácido fólico en la sangre de la madre al momento de la concepción
  • Antecedentes familiares de columna bífida
  • Una madre que haya tenido embarazos previos con un defecto del tubo neural
  • Raza de la madre: hispánica o caucásica de origen europeo
  • Algunos medicamentos administrados durante el embarazo

Síntomas

El síntoma más inmediato de meningocele y mielomeningocele:

  • Saco lleno de líquido que sale de la columna del bebé
  • La columna vertebral y los tejidos también pueden sobresalir de la espalda

Los infantes y niños con espina bífida pueden experimentar los siguientes síntomas a largo plazo:

  • Problemas de intestino y de vejiga
  • Infecciones frecuentes en el tracto urinario
  • Incapacidad de aprendizaje
  • Acumulación de líquido en el cerebro (hidrocefalia)
  • Escoliosis
  • Alergia al látex (a consecuencia de frecuentes cirugías en la edad temprana)
  • Incapacidad para caminar
    • Debilidad muscular y parálisis de las extremidades inferiores
    • Dislocación de la cadera
    • Deformidades del pie y del tobillo
  • Muchos niños con mielomeningocele utilizan una silla de ruedas

Diagnóstico

Las probabilidades de sufrir espina bífida pueden evaluarse antes del nacimiento. Para este proceso, se utiliza un examen de sangre denominado prueba de alfafetoproteína en suero materno (MSAFP, por sus siglas en inglés). Si la prueba permite predecir un riesgo elevado de defectos del tubo neural, se realizarán dos análisis más:

  • Amniocentesis : se inserta una aguja en la cavidad uterina y se extrae una muestra de líquido amniótico. Permite medir las concentraciones de MSAFP y otras sustancias en el líquido.
  • Ultrasonido : un estudio que utiliza ondas de sonido para examinar las estructuras internas del cuerpo. En este caso, se examina la columna fetal.

Un diagnóstico antes del nacimiento puede ayudarle a usted y a su médico a hacer planes. Una sala de parto especial permitirá realizar una cirugía rápida después del nacimiento. También puede darle algo de tiempo antes del parto para aprender más acerca de esta afección y de cómo cuidar a su hijo.

Después del nacimiento, la meningocele y mielomeningocele son visibles en la exploración física. Se precisarán muchos análisis, que le ayudarán a determinar el alcance de las anomalías internas en los huesos y nervios. Los riñones también suelen presentar daños, por lo que es necesario controlarlos de cerca.

La mayoría de los niños con espina bífida oculta nunca serán diagnosticados. Esta afección raramente provoca algún síntoma y causa pocas complicaciones. Puede descubrirse durante un examen médico de rutina y también con radiografías de la columna.

Tratamiento

  • La columna bífida no requiere de tratamiento
  • La espina bífida meningocele se trata con cirugía para quitar el quiste.

El tratamiento para la columna bífida mielomeningocele es muy complicada y puede incluir:

Cirugía

Se realiza una cirugía extensa en el bebé, entre 24 y 48 horas después del nacimiento. Durante la cirugía, los nervios, la membrana y la médula espinal se vuelven a colocar dentro de la columna vertebral y luego se cubren con la piel. Una cirugía temprana puede prevenir mayor daño en los nervios, aunque no puede revertir el daño ya provocado. Las formas más graves de espina bífida pueden requerir más cirugías, que se realizan durante la niñez.

Fisioterapia

Los terapeutas enseñan a los padres cómo ejercitar las piernas y los pies del niño. Con frecuencia, se necesitarán andadores, soportes y muletas para la movilidad.

Tratamiento En Curso

Las complicaciones de la columna bífida pueden ser extensas. Será importante que trabaje con un equipo de médicos que podrán ofrecer el mejor cuidado y apoyo para usted y para su hijo. Los miembros del equipo pueden incluir:

  • Neurocirujanos
  • Cirujanos ortopédicos
  • Urólogos
  • Expertos en rehabilitación
  • Fisioterapeutas
  • Psicólogos
  • Trabajadores sociales

Prevención

Para ayudar a disminuir la probabilidad de que su bebé nazca con columna bífida:

  • Debe ingerir al menos 400 microgramos de ácido fólico diario en su dieta si está planeando embarazarse. El suplemento debe ser ingerido antes de que el bebé se conciba y durante el embarazo. Mientras que un suplemento vitamínico formal que contenga folato puede ser el método más confiable de suministro, los alimentos que incluyen cantidades significativas de este componente incluyen:
    • Verduras de hojas verdes
    • Jugo de naranja
    • Frijoles
    • Productos de harina de trigo y cereales fortificados con folato
  • Planifique los embarazos y consulte con el médico si presenta cualquiera de los factores de riesgo mencionados.

Revision Information

  • Reviewer: Michael Woods
  • Update Date: 09/10/2012 -
  • March of Dimes

    http://www.modimes.org/

  • Spina Bifida Association of America

    http://www.spinabifidaassociation.org/

  • Sick Kids

    http://www.sickkids.ca/

  • Spina Bifida and Hydrocephalus Association of Canada

    http://www.sbhac.ca/

  • American Academy of Pediatrics website. Available at: http://www.aap.org/ .

  • March of Dimes website. Available at: http://www.modimes.org .